index

additional hints

http://investingtips360.com/?klaystrofobiya=%D8%B4%D8%A8%D9%83%D8%A9-%D8%AA%D8%AF%D8%A7%D9%88%D9%84-%D8%A7%D9%84%D8%A7%D8%B3%D9%87%D9%85-%D8%A7%D9%84%D8%B3%D8%B9%D9%88%D8%AF%D9%8A%D8%A9&4a8=a1 Dossier Ak-After Karst 2013 PDF

Click This Link

http://1conn.com/?binarforexar=بيع-اسهم-الجزيرة-تكا٠ل Proyecto becado por la Fundación Antonio Gala pará jóvenes creadores, 2012-2013.
Expuesto en el Museo de Nerja, (Málaga) diciembre 2013.

YOURURL.com El desarrollo de las ciencias durante el siglo XIX y, en concreto, de la prehistoria y la geología, causaron un shock tan potente en los círculos de pensadores de aquel entonces que transformarían de forma radical la visión del universo y del tiempo. Así, la Tierra pasó de tener apenas seis milenios a cargar con una antigüedad de varios billones de años. La lectura de las amarillentas páginas de los textos bíblicos fue sustituida por la de los estratos, sedimentos, fósiles y rocas. El Edén volvió al Génesis, y con su ausencia llegó la Edad del Hielo. Adán, Eva y la serpiente retrocedieron a los tapices medievales y a las entrañas de los incunables. Ocuparon su lugar gentes rudas, vestidas con pieles toscas y groseras; con ellas vinieron los grandes lagartos, los mastodontes y las manadas de bisontes y caballos. Y resultó que el ser humano había tenido que ganar la carne con el sudor de su frente desde el principio.
Pero para recitar poesía no basta con conocer las palabras y las piezas del puzle no encajaban tan fácilmente. Los anticuarios atesoraron la basura de otros tiempos y lugares lejanos. Los cajones y las cajas se llenaron de huesos, conchas y herramientas tan magulladas como ancestrales. A pesar de todo, pronto comprendimos que jamás terminarían de regresar esas gentes rudas, ni los grandes lagartos, ni los mastodontes ni las manadas de bisontes y caballos. Desde aquel momento, los dibujamos en los libros y los describimos en los textos, y su historia (y la nuestra) cambia como cambian sus esqueletos y desechos. La podredumbre del ayer alimenta las teorías del hoy.

click over here now A. K. (after karst). Colección de imágenes suspendidas reúne un conjunto de trabajos inspirados en la arqueología prehistórica y la geología que ofrece una visión subjetiva sobre las trazas del pasado de nuestra especie y el de la Tierra. Estas imágenes, reinterpretadas y deformadas, son algunos de los elementos con los cuales se elabora la constante construcción de la historia. After karst (a. K.) sustituye aquí a nuestro modo actual de establecer una fecha (antes de Cristo –a. C.- o después de Cristo –d. C.), haciendo referencia a periodos distantes de miles o incluso millones de años de duración que, aún pareciendo totalmente ajenos a nuestra naturaleza y cultura, configuran la mayor parte de nuestra trayectoria.

افضل شركات الفوركس 2012