http://asect.org.uk/?ilyminaciya=%D8%A7%D9%84%D8%B3%D9%88%D9%82-%D9%85%D8%A8%D8%A7%D8%B4%D8%B1&9d3=ad

http://jesspetrie.com/?amilto=%D8%A7%D9%84%D8%AE%D9%8A%D8%A7%D8%B1%D8%A7%D8%AA-%D8%A7%D9%84%D8%AB%D9%86%D8%A7%D8%A6%D9%8A%D8%A9-%D8%A7%D9%84%D8%B4%D9%87%D8%A7%D8%AF%D8%A7%D8%AA-%D8%A7%D9%84%D8%AA%D8%AF%D8%A7%D9%88%D9%84

http://1conn.com/?binarforexar=سعر-بيع-وشراء-الذهب-اليوم-في-الامارات Un proyecto de Rafael Jiménez y María Morilla
Noviembre 2015, Córdoba.

الخيارات الثنائية تعيش التداول

http://jesspetrie.com/?amilto=%D8%AB%D9%86%D8%A7%D8%A6%D9%8A%D8%A9-%D8%A7%D9%84%D9%81%D9%8A%D8%AF%D9%8A%D9%88-%D8%AA%D8%AF%D8%A7%D9%88%D9%84-%D8%A7%D9%84%D8%AE%D9%8A%D8%A7%D8%B1%D8%A7%D8%AA Respirar, esperar.
Respiro, Espero, es la pequeña suma de dos procesos creativos diferentes.
Una puesta en común en la que confrontar dos personas, lenguajes y resultados distintos en los que el tiempo como concepto y medio de trabajo aplicado a la creación es el nexo común.
Respirar y esperar, dos acciones que conllevan un tiempo vital e indeterminado, dos acciones contrapuestas por voluntad y objetivo pero indispensables a la hora de concebir cualquier tipo de creación, de paso, de vida.

http://1conn.com/?54c=06

خيار ثنائي الروبوت finpari María Morilla (Córdoba, 1984), explora las labores tradicionales y técnicas aplicadas al tejido aprendidas durante generaciones como medio expresivo y revisable asociado al dibujo.
A través de 25 piezas de hilo tejidas a mano, repite un mismo patrón desde el principio para generar una pieza que va creciendo hasta llegar a una forma final. El tiempo, en este caso en relación a la repetición que genera una misma forma y la espera como resultado, aparece como elemento que activa un proceso que se interrumpe individualmente en cada pieza pero creando una lectura continua.
Rafael Jiménez (Córdoba, 1989) continúa y amplia su revisión de los géneros tradicionales pictóricos a través de una selección de imágenes de la serie Dim Spiro Spero.
Haciendo referencia a la forma del bodegón clásico, aborda una serie de motivos que recuerdan a fruta y elementos orgánicos en estado de descomposición realizados con plastilina, en los que la superficie y textura de los cambios que genera el tiempo en los organismos vivos, pervierte y modifica la imagen tradicional tomando el protagonismo y configurando la imagen. La plastilina como material asociado a la infancia, al juego y a la mezcla aditiva de color en una paleta sencilla moldea una serie de imágenes en las que el gesto, la violencia y deformación del motivo en pequeño formato explora una figuración libre en la que la experimentación es leit-motiv.

get link Se trata del primer proyecto en común de María Morilla y Rafael Jiménez, inicio de una serie de colaboraciones puntuales en la que la suma y el paréntesis con sus producciones habituales será la tónica en una búsqueda de proyectos que sin necesidad de un resultado específico, generan pequeños experimentos de vida en los que el aprendizaje y la puesta en común de perspectivas diferentes sobre la creación serán leitmotiv y fin.